http://www.youtube.com/watch?v=GnGFNwnEmzk

Loading...

lunes, 28 de marzo de 2011

He aquí un mes después...

Acabo de leer mi última entrada (ni me acordaba) y cuántos recuerdos me ha traído. Qué días más malos pero a la vez alegres, qué días más inciertos pero tan dulces al mismo tiempo, qué días más...no sabría cómo definirlos ahora...¿de ingenua incertidumbre? En fin, dejemos atrás el "pasado" porque lo que ahora importa es el presente que consecuentemente repercutirá en el futuro. Y sí, bueno, yo pensaba que mi presente era él pero...se ve que no. En realidad, hasta en el pasado más pasado creí que él era mi único presente, y por lo tanto también mi futuro. Sin embargo, lo que pasa una vez siempre sucede una vez más...y quien dice una vez más, dice diez o veinte. Yo siempre dije que lo odiaba, que por favor pudiera olvidarlo porque yo no me merecía eso. Pero me mentía a mí misma; hiciera lo que hiciera, lo quería y no podía evitarlo. Lo quería tanto que me aferré a él como único medio de escaparme de todo lo que me rodeaba, como mi ángel guardián, como mi religión...¿Amor platónico? No sé, eso pensaba yo pero las falsas esperanzas hicieron que cambiara de idea...y aquí estoy, igual de jodida que hace ya más de tres años y medio, pero un poco más realista. La historia que no parecía tener final, que daba dos pasos adelante y cinco hacia atrás, la que no parecía entender de diferencias...Poco más puedo decir ya. A pesar de todo, yo sigo pensando en él todos los putos días, en clase, en la cama, mientras como, mientras veo una película, cuando salgo...siempre, día tras día, minuto tras minuto...y así sucesivamente. Pero también sé que por mucho que diga, yo no ocupo ni un segundo de las 24 horas que tienen sus días...y es así, siempre lo ha sido y siempre lo será.

No puedo decir que ya no eres mi presente porque me llevará un tiempo olvidarte. Está claro que formas parte de mi pasado, una parte muy importante. La verdad es que no me imagino cómo hubieran sido estos últimos años si no te hubieras cruzado en mi camino...Pero, ¿mi futuro? De ti depende que seas mi futuro...



No sé si es más triste lo que tienes por costumbre, o que te siga queriendo.






Marta.

sábado, 5 de marzo de 2011

I'm nothing more than a line in your book...

Siempre lo había pensado, pero había momentos en los que lo tenía más claro y otros en los que parecía todo lo contrario. No sé si esto ha sido todo una mentira, una (falsa) ilusión, una fantasía, un sueño, una pesadilla, o quizás una simple y complicada realidad...no lo sé. Lo que sé es que ahora mismo se está convirtiendo en una agonía, en un foco de evasión a su vez, en una carga, en un obstáculo que impide mi felicidad. Algo que sólo es tiempo puede curar...aunque he de reconocer que llevo más de tres años y medio de tratamiento y ni el tiempo ha conseguido sanar esta herida; de hecho, creo que mucho que consiga hacer efecto, jamás borrará las cicatrices...ni el recuerdo. Siempre quedará ahí. Y cuando tenga 40 años y esté casada con otro hombre y tenga hijos, les contaré la triste historia de aquella adolescente enamorada que se levantaba cada mañana por una única razón, por un solo motivo, por un solo sueño que al final sólo se quedó en dulce pesadilla.

Qué impotencia, en serio. Me encuentro en una de esas situaciones en las que no sabes qué camino escoger, hacia dónde dirigir tu corazón porque tu mente gira para el lado contrario...aunque bueno, qué mas da. Al final el resultado va a ser el mismo haga lo que haga: él se va y yo me quedo.